4 formas de promover una vida financiera sana en los niños

La infancia es una de las etapas de la vida de los seres humanos más relevantes, pues se inicia un proceso de aprendizaje donde se forman hábitos, percepciones, ideologías y filosofías de vida. Todas estas enseñanzas suelen ser adquiridas por los progenitores, dinero urgente 24h, quienes suelen inculcarles a sus hijos valores y ambiciones con la finalidad de formar personas exitosas.

Sin embargo, un error que comenten los padres en la formación de sus pequeños, es distanciarlos del mundo financiero por considerar que es un tema sólo para adultos.

Es evidente que un niño no podrá tomar decisiones sobre la administración del hogar o del negocio familiar debido a su falta de experiencia. Pero es necesario que desde muy temprano los encargados de la crianza de los infantes añadan a sus enseñanzas métodos o herramientas que les permitan el desarrollo de una vida financiera sana.

1. Motívalo a ahorrar

El ahorro es uno de los principales hábitos de una persona con éxito financiero. Por esta razón es fundamental que uno de los principales obsequios que debe recibir un bebé sea una alcancía.

Después que el infante sea más consciente de su entorno, es recomendable que se le realice la apertura de una cuenta de ahorros en el banco, incentivándolo cada día a juntar dinero para el aumento de la misma.

2. Enséñale con juegos

Sin duda alguna uno de los pasatiempos preferidos de cualquier niño es jugar ya que la mayor parte del día se la dedican a los juegos. Entonces es beneficioso que los padres le proporcionen a sus pequeños actividades recreativas relacionadas con las finanzas (2000 euro).

De esta manera ellos estarán adquiriendo conocimientos sobre el manejo de la economía de una manera divertida y rápida.

Uno de los juegos más usados para incursionar a los niños en las finanzas, es el conocido “monopolio”, puesto que enseña el valor del dinero y la administración que se le es dado.

3. Asígnale responsabilidades

Al momento de ir al supermercado los padres pueden asignarle al niño que ayude a hacer la lista de compras y encomendarle la compra de algunos productos de su consumo, como cereales y galletas, enseñándole con anterioridad los aspectos que tiene que tomar en cuenta antes de determinar qué producto llevará a casa.

De esta forma el infante aprenderá la importancia de la planificación para una operación exitosa, al igual que tendrá claro que antes de adquirir un bien hay que evaluar el mercado, buscar varias opciones, comparar precios, calidad y cantidad.

4. Otórgale dinero

Muchas personas piensan que un niño no debe manejar asuntos monetarios. Esto es un error grave, pues de esa forma los pequeños del hogar no conocerán el valor que tiene el dinero. Se sugiere que desde muy temprano se les establezca una cantidad semanal y se les explique que deben distribuir ese monto para que les alcance hasta la otra semana.

Si aplicas estos métodos en la crianza de tus hijos estarás formando adultos más conscientes en el ámbito económico. Pero para poder fomentar un equilibrio monetario, como padre/madre, debes analizar tus propios hábitos y cambiarlos hacia un comportamiento financiero saludable dado a que los niños imitarán esa conducta.